Este jueves por la mañana, el derrocado presidente boliviano Evo Morales arribó a la Argentina proveniente de Cuba y luego de casi un mes de estancia en México como asilado político.

El canciller Felipe Solá confirmó la noticia: “Aterrizó recién en Ezeiza. Viene para quedarse en la Argentina, porque entra en condición de asilado y después pasará a tener la de refugiado”.

“El reglamento exige una serie de pautas, como el domicilio, etcétera. Queremos de Evo el compromiso de no hacer declaraciones políticas en la Argentina. Es una condición que le pedimos nosotros“, agregó el funcionario nacional.

Vale la pena subrayar que los hijos del ex presidente boliviano ya se encuentran hace tres semanas en el país, donde fueron recibidos por el gobierno del ex presidente, Mauricio Macri, tras una gestión personal que realizó el actual mandatario argentino.

Comentarios

comentarios

Compartir