El titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández, estuvo este lunes más de 14 horas atrincherado en el techo de su sindicato en medio de una pelea interna gremial.

Mientras la oposición “copaba” el edificio, provocaba destrozos y pedía su renuncia por no respaldar el reclamo que tiene a más de 60 líneas de paro, el mandamás del sindicato prometió agarrar a “fierrazos” a los que quieran enfrentarlo en la parte superior de la sede.

“No reconocemos la conducción de Fernández. Es un burócrata que desde hace tiempo se alejó de la lucha de los trabajadores“, explicó Miguel Bustinduy, también miembro de la UTA pero opositor, ante los medios. 

No defiende ni siquiera a los compañeros que despidieron con fuero gremial. Vamos a seguir reclamando una recomposición salarial urgente porque el sueldo ya no alcanza para comer”, agregó.

Recién al filo de la medianoche, con un puñado de policías en la puerta, las partes llegaron a un “principio de acuerdo” algo frágil: estipularon reunirse en los próximos días para ver cómo sigue el asunto.

👨🏻‍⚕️ La batalla en la puerta del sindicato produjo 11 heridos: todos fueron trasladados por ambulancias del SAME a hospitales de la zona.

🔙 Miguel Bustinduy está enfrentado con Roberto Fernández desde fines de agosto de 2018 cuando el Ministerio de Trabajo comandado por Jorge Triaca impugnó su “Lista Azul” en las elecciones del gremio para “favorecer” al oficialismo. Los últimos conflictos en la Línea 60 agravaron las diferencias.

💬 Después de estar 14 horas atrincherado en la sede gremial, Roberto Fernández salió del edificio y disparó: “El miedo no significa que uno se entregue. Jamás voy a renunciar”.

Comentarios

comentarios

Compartir