🤚🏻 Minutos antes de las 6:30 de la mañana, con 134 votos a favor y 110 negativos, el oficialismo logró la media sanción.

Pasadas las 14 horas del jueves, el “Frente de Todos” logró quórum en la Cámara de Diputados para poder dar lugar a la jura de los 23 nuevos legisladores y lograr el primero de sus objetivos del día: conformar el cuerpo. 

Y aunque luego de ello los miembros de “Juntos por el Cambio” abandonaron el recinto, el oficialismo consiguió rozando las 15 que 131 diputados se sentaran en sus bancas para iniciar el debate de la “Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva”. Para ello colaboraron sus pares de Interbloque Federal, liderados por Graciela Camaño Eduardo “Bali” Bucca; y diputados del bloque Unión para el Desarrollo Federal, entre otros.

Al ver que el oficialismo tenía quórum, varios miembros de “Juntos por el Cambio” decidieron regresar a sus lugares para discutir los distintos puntos del “megaproyecto” de ley.

📽 ¡Las discusiones y argumentos en la cámara baja!

Luego de una sesión maratónica de más de 15 horas, el “Frente de Todos” logró que los legisladores aprueben el texto en general con 134 votos positivos y 110 negativos.

Luego de ello, empezó la votación artículo por artículo donde la versión original que impulsó la Casa Rosada fue sufriendo modificaciones al calor de las negociaciones de último momento.

📑 Luz verde para las “nueve emergencias“: económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, energética, sanitaria y social.

Las discusiones estuvieron a la orden del día y, por momentos, mantuvieron tensa la sesión: “Es una ley que sin lugar a dudas perjudica a la clase media, a aquellos que tienen pequeñas empresas, al campo y a los abuelos, que le sacan una escala de movilidad que los hará perder más allá de los bonos de cinco mil pesos”, disparó Cristian Ritondo, titular del bloque del PRO.

Ante esto, Leonardo Grosso, del “Frente de Todos”, retrucó: “Se enojan cuando hablamos de tierra arrasada, les duele porque es verdad, porque es una Argentina arrasada por ustedes”.

Y José Ignacio De Mendiguren remató: “Preferiríamos que nos hubieran escuchado cuando decíamos, desde 2016, que el camino que había elegido el gobierno de ‘Cambiemos’ nos llevaba irremediablemente a esta situación”.

A su turno, Mario Negri, de “Juntos por el Cambio”, contestó: “Discutimos una nueva ley de emergencia, otra vez delegación de facultades, poderes exepcionales. Tropezar con la misma piedra es un error, cada vez que se acumuló poder discrecionalmente terminamos mal. No confundan, no hay prepotencia, mayoría absoluta, ni concentración de poderes”.

El cierre estuvo a cargo de Máximo Kirchner, jefe de la bancada del “Frente de Todos”: “Más ideológicos que el gobierno que se fue a la hora de implementar políticas económicas, no hubo. Y terminamos en el Fondo Monetario Internacional. Este Congreso no pudo decir ni mu, nadie pidió que esa deuda viniera acá”.

💬 Máximo Kirchner: “Un super poder es pensar que la inflación se resolvía con un chasquido de dedos”

Comentarios

comentarios