La situación que se vive del otro lado del Océano Pacífico es dramática: los incendios que azotan a Australia desde septiembre del año pasado son de los peores que se tengan recuerdo.

Hasta el momento las llamas han destruido una superficie equivalente a Irlanda, es decir, poco más de ocho millones de hectáreas, provocando la muerte de 24 personas, evacuaciones masivas y la pérdida de flora y fauna.

🔥 ¡AUSTRALIA EN LLAMAS!

Y la consecuencia de semejante desastre llegó a Argentina y Chile: en las últimas horas el humo llegó a visualizarse en nuestros cielos con una nube tenue que recorrió más de 12.000 kilómetros hasta las alturas de Sudamérica, sin generar efectos nocivos para la salud de sus habitantes.

La nube está a unos 6.000 metros de altura y no hay en la zona ningún fenómeno meteorológico que haga que el humo baje a la superficie” aseveró Patricio Urra, uno de los jefes de la Dirección Meteorológica de Santiago de Chile.

“El efecto se vio en el sol con tonos rojos, ese efecto fue producto de una nube de humo que viene de los incendios”, explicó luego el experto.

💨 El servicio meteorológico nacional (SMN) ratificó que, al menos por el momento, el humo no debería tener ninguna consecuencia muy relevante en la región sudamericana

Comentarios

comentarios