La respuesta, que parecía dilatarse, finalmente ocurrió en la noche del miércoles: Irán se vengó del ataque de Estados Unidos que mató a Qassem Suleimani y lanzó una serie de misiles balísticos contra dos bases militares en Irak que alojaban a tropas estadounidenses.

“Los valientes soldados de la unidad aeroespacial del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Iraní lanzaron un ataque exitoso de decenas de misiles contra la base militar de Al Assad en nombre del mártir Qassem Soleimani”, confirmó La Guardia Revolucionaria de Irán a través de un comunicado.

En ese mismo mensaje, llamaron a los Estados Unidos a no responder “si no quieren una respuesta aún mayor” y prometieron que el próximo ataque será en suelo norteamericano.

Por último, lanzaron otra advertencia para los “países aliados” como Emiratos Árabes e Israel: “Si lanzan ataques desde sus países contra Irán, serán objeto de represalias”, esgrimieron.

💥 Según las autoridades norteamericanas e iraquíes, no hubo reportes inmediatos de bajas en los ataques a las bases de Al Assad y Erbil

🇮🇷 El líder supremo iraní, el ayatollah Alí Khamenei, habló sobre el ataque de misiles: “Es una cachetada en el rostro pero tal acción militar no es suficiente, la presencia corrupta de los Estados Unidos debe terminar”

Comentarios

comentarios

Compartir