Ningún norteamericano fue herido en el ataque. Todos nuestros soldados están a salvo”, aseguró Donald Trump desde Washington en sus primeras declaraciones públicas tras el ataque que sufrieron dos bases norteamericanas en Irak por parte de Irán.

Irán parece estar reculando, lo cual es algo bueno para todas las partes interesadas y algo muy bueno para el mundo”, prosiguió el mandatario norteamericano al confirmar que habrá nuevas sanciones contra Teherán y que los Estados Unidos “están listos para alcanzar la paz con quien la busque”.

Más allá de esto, volvió a justificar el asesinato Qassem Suleimani: “Era el mayor terrorista del mundo. En los últimos días estaba planeando nuevos ataques, pero lo detuvimos”.

Y a pesar de reconocer que comparte con los iraníes la necesidad de “combatir al ISIS”, subrayó: “Hemos tolerado la actitud destructiva y desestabilizante de Irán en Medio Oriente durante demasiado tiempo. Esos tiempos han terminado”.

🇺🇸 Y remató: “Voy a pedirle a la OTAN que se involucre más en el proceso de Medio Oriente. Irán ha sido el líder del patrocinio al terrorismo y nunca dejaremos que tenga la bomba nuclear”.

Comentarios

comentarios

Compartir