El peor incendio forestal en la historia de Australia, una catástrofe ambiental sin precedentes, no para de generar fenómenos extremos y dramáticos a lo largo y ancho del país.

A las casi 10 millones de hectáreas arrasadas por las llamas que tiene su correlato con los más de mil millones de animales afectados y especies al borde de la extinción se le agregaron ahora fuertes tormentas de granizo que se abatieron sobre la costa oriental, a la vez que tormentas de polvo afectaban zonas afectadas por la sequía.

📸 Una tormenta de granizo cayó sobre la capital Canberra este lunes: los pedazos de hielo tenían el tamaño de pelotas de golf

Una de las imágenes más impresionantes y que recorrió el mundo entero fue tomada en Nueva Gales del Sur, una de las zonas más afectadas por los incendios. Una fuerte tormenta de polvo hizo que se vuelva de noche en medio del día y ofreciera una postal increíble.

💬 “Realmente fue un filme apocalíptico, una enorme ola viniendo hacia nosotros, realmente impresionante

Luego de varios días de calor sofocante y el cielo ennegrecido por las columnas de humo proveniente de las zonas afectadas por el fuego, ciudades importantes como Melbourne y Sidney también se volvieron víctimas de las enormes tormentas de granizo e inundaciones.

Comentarios

comentarios

Compartir