La Comisión Nacional de Salud de China informó este viernes que 636 personas fallecieron a causa del nuevo coronavirus, incluyendo a uno de los primeros médicos que alertó del peligro del peligro que suponía hace algunas semanas atrás.

En medio de controles sanitarios cada vez más estrictos y ciudades enteras en cuarentena, las autoridades del gigante asiático confirmaron que hay más de 30.000 personas contagiadas.

A pesar de esto, los expertos recordaron que la tasa de mortalidad del nuevo coronavirus, de alrededor de un 2%, sigue estando muy por debajo de la de la epidemia del SRAS (Síndrome Respiratorio Agudo Grave) que mató a 774 personas en el mundo entre 2002 y 2003.

Hasta el momento, con la excepción de un hombre chino procedente de Wuhan que murió en Filipinas y de otro paciente en Hong Kongtodas las personas fallecidas se encuentran en China continental.

🇨🇳 En Wuhan, epicentro de la epidemia, faltan camas: se estima que hay 8.182 pacientes admitidos en 28 hospitales que tienen un total de 8.254 camas. También hay escasez de equipos y materiales.

Comentarios

comentarios

Compartir