Luego del cambio en el modo de contar a los contagiados, la Comisión Nacional de Salud de China informó este viernes que el COVID-19 ya le causó la muerte a 1.380 personas.

En esta línea, las autoridades sanitarias advirtieron que hay 63.500 casos confirmados en todo el territorio y que temen que la cifra siga creciendo con el correr de los días: hasta el momento han sido dadas de alta más de 6.700 personas tras superar la enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

Mientras tanto, en una conferencia de prensa realizada en Pekín, el subdirector de la Comisión Nacional de Salud, Zeng Yixin, reconoció que los médicos “están estresados” por la presión “física y mental” a la que están sometidos así como también por las mayores posibilidades de contraer el virus.

“Hasta ahora 1.716 trabajadores sanitarios se han contagiado del virus, un 3,8% de los casos totales a nivel nacional, y 6 han fallecido“, indicó el experto.

🇨🇳 Por último hizo un llamamiento a los directores de los hospitales para que “repartan los turnos de forma racional” y prometió “más vacaciones” sumado a “apoyo psicológico” para los profesionales de la salud en cuanto el virus remita

Comentarios

comentarios

Compartir