Con la firma de Alberto Fernández, el gobierno nacional decidió derogar oficialmente la normativa que había establecido la administración de Mauricio Macri para habilitar la importación de basura y residuos de otros países para ser “reutilizados en el país”.

Dicha norma flexibilizaba las restricciones para el ingreso de “desechos de papel y cartón, chatarra ferrosa, chatarra de aluminio, desechos de material plástico y vidrios”, entre otros.

Vale la pena aclarar que todo esto estaba expresamente prohibido desde la sanción de la “Ley de Residuos Peligrosos” en 1991 y que ahora, de manera increíble, ni siquiera se exige un certificado de inocuidad sanitaria y ambiental.

La medida, que fue anunciada a través del decreto 148/2020 publicado en el Boletín Oficial, también contó con el aval de Santiago Cafiero, jefe de gabinete; Juan Cabandié, titular del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible; así como también de Matías Kulfas, titular del Ministerio de Desarrollo Productivo.

Así mismo, en el documento se instó a estos últimos dos ministros a “formular una propuesta normativa para regular la temática, que promueva una gestión integral de los residuos en el marco de una economía circular”.

📑 El Poder Ejecutivo explicó que, mientras se resuelve el tema de fondo, se volverán a implementar las leyes al respecto que estaban vigentes desde 1992 y 1993

Comentarios

comentarios

Compartir