El nuevo coronavirus continúa teniendo en vilo al mundo y, especialmente, a China: según las autoridades, la epidemia ya causó 1.765 muertes luego de que este lunes se confirmara el fallecimiento de 100 personas.

La Comisión de Salud informó, además, la detección de de 1.933 casos nuevos luego de tres días consecutivos de disminución: hay al menos 70.400 personas infectadas en todo el país.

A pesar de esto, los expertos sanitarios chinos afirmaron que “la disminución de las cifras”, en especial fuera de la “zona crítica”, era una señal de que el brote “estaba siendo controlado”.

Sin embargo, el jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) no se mostró tan optimista: en diálogo con la prensa, Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió que es “imposible predecir qué dirección tomará esta epidemia”.

🇨🇳 Mientras tanto, en Hubei, millones de personas vieron cómo se han vuelto a endurecer las restricciones para frenar al virus: ahora tampoco podrán desplazarse en vehículos particulares ya que solo los vehículos de emergencia tendrán autorización para moverse y se ordenó, además, el cierre de todos los lugares públicos no esenciales.

Comentarios

comentarios

Compartir