La misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) que estuvo trabajando en la Argentina durante los últimos días se fue con una buena noticia para el país bajo el brazo: aseguró que la deuda pública del país “no es sostenible” y reclamó una “apreciable” quita a los acreedores privados.

La inflación y las expectativas de inflación han bajado en los últimos meses, pero esfuerzos adicionales serán necesarios para reducirlas aún más desde sus altos niveles actuales“, advirtieron desde el organismo a través de un comunicado.

“Las autoridades también se encuentran en un proceso para garantizar una resolución sostenible y ordenada de su situación de deuda”, señalaron luego.

Y agregaron: “Las autoridades argentinas están actuando para resolver la difícil situación económica y social que enfrenta el país. Han implementado un conjunto de medidas para atacar la problemática de la pobreza y estabilizar la economía. Se ha buscado aumentar la recaudación en parte para financiar un mayor gasto social, que por lo general está dirigido a atender las necesidades de los más vulnerables. Las reservas internacionales y el peso se han estabilizado con el apoyo de los controles de capital y el superávit comercial”.

Comentarios

comentarios

Compartir