El poeta, sacerdote y escritor nicaraguense murió este domingo primero de marzo a sus 95 años en un hospital de Managua

“Nuestro gran poeta acaba de morir a sus 95 años, después de una vida entregada a la poesía y a la lucha por la libertad y la justicia”, escribió la escritora Gioconda Belli, en un mensaje dirigido a periodistas.

Nació en una de las familias más acomodadas de su país. Estudió primero en Managua y, luego ingresó a la Universidad Nacional Autónoma de México, así como en Nueva York. Tras viajar por España, Suiza e Italia, regresó a Nicaragua para formar parte de la revolución de 1954 contra Anastasio Somoza.

En los últimos años de su vida combatío con su palabra y su literatura a la Dictadura que se convirtió , la presidencia de Daniel Ortega; acusado de abuso por su hijastra, y su esposa Rosario Murillo.

” Una Revolución bellísima que cautivó al mundo entero fue truncada por la intervención de Estados Unidos. La mayor parte de sus altos dirigentes se corrompieron, se dedicaron a robar y traicionaron los ideales. Así surgió la figura de Ortega que poco a poco fue eliminando a los otros compañeros hasta quedar el y su mujer únicos dueños de Nicaragua. Hace pocos días hubo una pequeña protesta juvenil reprimida brutalmente lo que enardeció a la juventud entera y empezaron a haber protestas en Nicaragua, reprimidas mas brutalmente. Y en eso estamos ahora, un pueblo entero insurrecto con una resistencia cívica y desarmada, oprimida cada vez con mas fuerza haciendo masacres diarias. Esa es la situación en que estamos”, fue la respuesta de Cardenal para el DiariodeBuenosAires.com en julio de 2018.

Sus posturas políticas le llevaron a ser suspendido para ministrar sacramentos por el pontífice polaco, Juan Pablo II, ferviente opositor de la Teología de la Liberación. En su visita a Nicaragua en 1983, el Papa polaco le retiró la bendición y lo expuso publicamente al pedirle que revea su militancia. “Usted debe regularizar su situación”, le dijo a Cardenal, en ese momento. “Como no contesté nada, volvió a repetir la brusca admonición. Mientras, enfocaban todas las cámaras del mundo”, contaría luego el poeta y sacerdote en su autobiografía.

Treinta y cinco años duró la pena impuesta por Karol Józef Wojtyła que le impedíó oficiar los sacramentos. Recién en febrero de 2019, recibió su perdón y dió misa desde su cama del hospital

Camino literario

El autor de Oración por Marilyn Monroe y otros poemas (1965), era uno de los poetas vivos de Latinoamérica más reconocidos a nivel mundial, y en 2010 fue propuesto al Premio Nobel de Literatura por la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE).

Ernesto Cardenal, fue el ganador del Premio Reina Sofía de Poesía, el más importante de Iberoamérica. Fundó un monasterio en una comunidad de pescadores, y la transformó en un pueblo de artistas en el archipiélago de Solentiname, en el Gran Lago de Nicaragua. 

La obra del sacerdote trapense, ha sido traducida a más de 20 idiomas.

Comentarios

comentarios

Compartir