En un nuevo intento de aplanar la curva y frenar el brote de coronavirus en la Argentina, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA) informó que los shoppings permanecerán abiertos aunque con restricciones para evitar la concentración masiva de personas.

El propio jefe de gabinete porteño, Felipe Miguel, fue el encargado de comunicar la decisión: “Habrá una restricción de modo de garantizar que no haya más de una persona por cada 16 metros cuadrados. Estos controles lo realizarán la Agencia Gubernamental de Control junto con los responsables del shopping. Se controlará el ingreso y egreso“.

Asimismo, ratificó que los cines que funcionan dentro de los complejos estarán cerrados los patios de comida sólo podrán funcionar bajo la modalidad “take away”.

Por fuera de ello, también estarán cerrados los boliches bailables, clubes deportivos y sociales, polideportivos, cines, teatros, centros culturales, casinos, salas de juego y salones para congresos y eventos (fiestas de casamiento, cumpleaños), sean privadas o del ámbito público.

📌 La decisión gubernamental llegó luego de las manifestaciones de los trabajadores en shoppings como el Abasto, Alto Palermo, Alto Avellaneda, Recoleta Mall, Galería Pacífico, Paseo Alcorta, Unicenter y Alto Rosario.

Comentarios

comentarios

Compartir