Las alarmas se encendieron aquel viernes en que miles y miles de jubilados y beneficiarios de planes sociales se agolparon en los bancos para cobrar sus haberes pero, aún así, la respuesta tardó en llegar: las largas colas que se produjeron esta semana en las puertas de las sucursales para pagar servicios fueron la gota que colmó el vaso.

Finalmente el Banco Central de la República Argentina (BCRA) habilitó a los centros de cobranza para que abran sus puertas: desde el próximo lunes, Rapipago, Pagofácil y otras empresas podrán reabrir sus puertas.

Según lo que estipularon las autoridades, volverán a funcionar en tanto y en cuanto cumplan con las normas que garanticen la seguridad sanitaria de sus empleados y clientes de acuerdo al protocolo definido por el Ministerio de Salud de la Nación.

📑 “Las empresas deberán restringir la presencia de personas dentro del local y disponer de personal para organizar la fila de clientes en el exterior”, subrayaron.

Comentarios

comentarios

Compartir