📸 Foto: GCBA

Entre los múltiples problemas que plantea la cuarentena obligatoria, uno de los más salientes lo constituye la agudización de la violencia de género.

Según datos del Observatorio “Ahora que sí nos ven”, desde el pasado 20 de marzo se registraron 49 femicidios: uno cada 24 horas.

Como si la situación no fuera lo suficientemente preocupante, las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires decidieron desatender un área clave de contención y ayuda.

Las operadoras sociales de la Línea 144, que asisten casos de violencia de género, denunciaron en las últimas horas que, además de la precariedad laboral que padecen crónicamente -incluida la ausencia de obra social en plena pandemia- encima deben soportar por segundo mes consecutivo un atraso en el pago de sus sueldos. Para visibilizar su situación, decidieron realizar una medida de fuerza y parar la atención.

Esta es la forma de contratación más precarizada y tercerizada de la Dirección General de la Mujer y nuestra tarea es considerada como esencial“, subrayaron en un comunicado.

“Nuestros salarios son de $25.100 por lo que existe una gran brecha salarial mientras realizamos las mismas tareas, con la misma carga horaria y no contamos con derechos laborales básicos“, agregaron.

🙎🏻 El 53% de los casos registrados se dieron en Buenos Aires, donde fueron asesinadas 26 mujeres

📸 Foto: GCBA

Comentarios

comentarios

Compartir