Entre el viernes y el sábado se firmó un convenio que prohibía por 180 días la quema incesante de pastizales en las islas del Río Paraná y se declaró la “emergencia ambiental”, tras semanas de permanecer prendidas fuego inundando de humo toda la ciudad de Rosario.

Las autoridades sanitarias locales recomendaron a la población que se quede en sus casas “si se detecta mucho humo afuera”, cerrando ventanas y puertas si fuera necesario: más allá de los efectos del nuevo coronavirus, la depredación ambiental vuelve a mostrar cómo se pone constantemente en jaque la vida de miles y miles de personas.

Los embates que sufre el humedal ante el avance de la actividad ganadera son cada vez más graves: según datos del Museo de Ciencias Naturales de San Nicolás, “durante los primeros cinco meses del 2020 se duplicaron los focos ígneos de todo el 2019″.

💬 El titular del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Nación, Juan Cabandié, afirmó que presentará una denuncia penal contra los responsables de los incendios

“Las quemas no son una práctica compatible con los humedales, en éstos, la regulación de la vegetación se produce por el agua durante las crecientes y la vegetación y la fauna están adaptados a ello. Los incendios en las islas son intencionales, con fines productivistas, y generan un efecto devastador en las especies que ahí habitan”, remarcaron desde la agrupación “El Paraná No Se Toca”.

En diálogo con La Capital, el director del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, Alberto Seufferheld, expresó en las últimas horas su preocupación por los incendios: “Es complicado saber cuáles serán las consecuencias ambientales que dejarán. En esta situación se juntan varias situaciones, como la bajante del río y la sequía”.

Vale la pena recordar que en las tareas de extinción se utilizan aviones y helicópteros hidrantes. También trabajan en la zona brigadas del Sistema Nacional del Manejo del Fuego, de la Policía Federal y bomberos de Santa Fe y Entre Ríos.

💬 Alberto Seufferheld: “Estos no son fuegos espontáneos, naturales, entonces hay responsabilidades”.

📸 Foto: Francisco Guillen

Comentarios

comentarios

Compartir