Luego de la muerte de dos enfermeros por COVID-19 en menos de una semana y la denuncia de los trabajadores de la salud de que faltan materiales de protección sanitaria en los establecimientos porteños, la justicia le ordenó a la administración de Horacio Rodríguez Larreta a testear a todo el personal del Hospital Durand.

El fallo de la Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo sostiene que, al estar el personal “mucho más expuesto que el común de la población y en mayor riesgo de contagio“, se hace menester hacer “testeos frecuentes”.

En el “abrazo simbólico” realizado esta semana por los fallecimientos de Julio Gutiérrez y José Aguirre, los trabajadores resaltaron: “Representamos el 15% de los contagios y mientras suben los contagios avanza la desidia estatal. Como la Cámara nos dio la razón, ahora el Gobierno de la Ciudad tiene la obligación de testear masivamente. Espero que el testeo ayude a prevenir y cuidar las vidas de quienes nos cuidan“.

Vale la pena recordar que el 6 de mayo, el juez Marcelo Fernández había dictado una medida cautelar donde ordenaba los testeos a todo el personal, tras un amparo presentado por los profesionales de la salud: sin embargo, el gobierno porteño había apelado la resolución.

Comentarios

comentarios

Compartir