En plena pandemia de coronavirus y en medio de la profundización de la crisis económica, el presidente Alberto Fernández presentó su proyecto de reforma judicial: en menos de 24 horas empezó a cosechar una andanada de críticas de varios sectores de la oposición y de la justicia.

Este es un proyecto de ley que va al Congreso de la Nación. Allí la oposición tiene todas las posibilidades de plantear sus pareceres y proponer correcciones“, aseguró en diálogo con Radio Con Vos.

Estamos en un momento único donde las decisiones no deben ser impuestas, si no que deben ser construidas. Estamos absolutamente abiertos a cambios porque lo único que queremos es que la justicia funcione de otro modo. No firmamos un decreto cambiando la justicia“, subrayó el mandatario.

En esta línea, habló sobre la comisión de especialistas que se creó para aconsejar al presidente sobre posibles cambios en la Corte Suprema de Justicia y el Consejo de la Magistratura: “Creamos una comisión para que analice otros problemas de la justicia que son muy técnicos”, explicó.

Y aclaró: “Esa comisión va a tener más de 90 días para expedirse y darme los consejos que crean necesarios. Pueden ser posiciones diversas, no tiene que ser algo unánime. Todo va a ir al Congreso después“.

💬 “La Corte Suprema empezó a intervenir cada vez más. Hoy define cómo interviene con una arbitrariedad absoluta. Funciona mal. No estamos viendo cuántos miembros tiene que tener, no es eso“, remató.

Comentarios

comentarios

Compartir