El gobierno de Alberto Fernández oficializó este jueves un nuevo pago del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) a través del decreto 626/2020 publicado en el Boletín Oficial.

De esta manera, se le dio luz verde al bono de $10.000 que paga la ANSES a trabajadores informales, monotributistas de las categorías más bajas y a quienes reciben asignaciones o planes familiares.

Entre los considerandos, señalaron que “entre las consecuencias más relevantes de la pandemia (…) se observa que las personas vinculadas al sector informal de la economía, los y las monotributistas de bajos recursos y los trabajadores y las trabajadoras de casas particulares sufren una severa discontinuidad y/o pérdida de sus ingresos, lo que afecta notablemente el sustento de sus hogares debido a la situación de vulnerabilidad económica que mayoritariamente enfrentan”.

Según lo estipulado por el ente provisional, el cronograma de pagos arranca el próximo 10 de agosto: los desembolsos seguirán el modelo de ediciones anteriores al empezar por pagar a aquellos beneficiarios del IFE que también perciban la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación Universal por Embarazo. Luego empezará a cobrar el resto de los beneficiarios.

En esta línea, las autoridades advirtieron que quienes no informaron un CBU -pero la ANSES les asignó una cuenta bancaria en julio- deberán hacerse de la tarjeta de débito si quieren cobrar por cajero automático y evitar sacar un turno en una sucursal bancaria.

📌 Los beneficiarios de agosto serán los casi 8,9 milllones que ya percibieron los dos primeros desembolsos, sin nuevas incorporaciones.

Comentarios

comentarios

Compartir