La comunidad indígena “Guaycurú”, que vive en la zona de “Bajo Hondo”, en Santiago del Estero, sufrió graves ataques en los últimos días.

guaycuru-iii

La situación se replica desde hace tiempo en varias partes del país: pueblos originarios y comunidades que resisten el avance sobre sus tierras por parte de empresarios, terratenientes y oficiales gubernamentales.

En este caso particular, la comunidad “Guaycurú” ocupa ancestralmente un predio de 4 mil hectáreas de tierra que ahora se encuentra en medio de una disputa con una empresa que busca tomar posesión del lugar. Según testigos, “tres camionetas de la empresa ‘Manaos’, cargadas con 15 personas armadas con pistolas y rifles, entraron a los tiros” el último sábado.

La firma, que pertenece a Orlando Canido, está sindicada como la responsable de las amenazas y los ataques: no sólo dispararon contra los miembros de la comunidad sino que también lo hicieron contra los policías que custodian el predio. También incendiaron viviendas, una camioneta; mataron animales y envenenaron el agua de la zona circundante.

guaycuru

“La banda armada con rifles y pistolas empezó a perseguir a las familias de la comunidad, que se tuvieron que refugiar en el monte con sus hijos e hijas, mientras veían cómo prendían fuego a las viviendas y a los vehículos de la comunidad”, denunció Angel Strapassón, dirigente del Movimiento Campesino de Santiago del Estero (Mocase-Vía Campesina).

“Tienen un nivel de impunidad inadmisible, ya que varias veces se presentaron en el campo con intenciones de adueñarse de las tierras. Llevamos meses denunciando el incremento de la violencia, la presencia de bandas armadas, los amedrentamientos en las rutas, las muertes de animales y cortes de alambre, y los jueces jamás actuaron”, agregó.

“Existe un conflicto con las tierras desde hace tiempo. Venimos denunciado todo esto pero ni Nación ni Provincia nos han dado ningún tipo de respuestas”, aseguraron en diálogo con Radio “Parque Vida” 105.9. “En los últimos meses, por seguridad, ni siquiera mandamos a los chicos a la escuela”.

Ya en 2014, el MOCASE y los miembros de la comunidad “Guaycurú” denunciaron que la empresa “Manaos” contrató paramilitares para amedrentarlos y expulsarlos del predio. En dicha oportunidad,  miembros del movimiento denunciaron en un comunicado que “el empresario Orlando Canido viene intentando acaparar territorios campesinos e indígenas en Jujuy, Salta y varios departamentos de Santiago del Estero. (…) Se presenta siempre como apoderado de la Empresa de Gaseosas Manaos y dice comprar tierra para Amado Boudou”.

Comentarios

comentarios