La calidad del aire era mala pero, en las 煤ltimas semanas, alcanz贸 “niveles de emergencia”: la situaci贸n en Nueva Delhi, la principal ciudad de la India, es desesperante.

Los doctores del Hospital Ganga Ram advirtieron que la situaci贸n los abruma: “La gente viene, le hacemos una nebulizaci贸n y sigue. Esto es una verdadera crisis de salud p煤blica”.

El polvo, las emisiones t贸xicas industriales, el CO2 de los veh铆culos combinado con las bajas temperaturas, los vientos y una quema de basura en el norte del pa铆s gener贸 un “microclima” fatal en una de las regiones m谩s pobladas de plantea.

“El aire tiene metales pesados y otros cancer铆genos. Su toxicidad supera por 30 veces los l铆mites de la Organizaci贸n Mundial de la Salud. Los efectos para las personas son tremendos: es como si fumaran 50 cigarrillos al d铆a”, explicaron especialistas.

En el medio, el gobierno local tuvo que actuar: m谩s de 6.000 escuelas tuvieron que cerrar por la peligrosidad de que los chicos concurran a clases y tuvieron que tomar medidas para “racionar” el tr谩fico.

Comentarios

comentarios