Un estudio de la organización “Global Witness” reveló que los defensores del medioambiente están siendo asesinados a un ritmo de cuatro por semana alrededor del mundo.

El 2016 fue el pico ya que aproximadamente 200 activistas – entre guardaparques, militantes de organizaciones y líderes indígenas – perdieron la vida intentando proteger tierras. La cifra asusta: es el doble que cinco años atrás.

En lo que va del 2017 las cosas no parecen mejorar: en el recuento realizando durante los primeros meses del año ya fueron asesinados 113 personas.

🌎 Brazil, Colombia y Nicaragua son los países latinoamericanos donde más ambientalistas han sido asesinados

“Los derechos humanos están siendo violentados mientras se desarrolla a la par una cultura de la impunidad”, aseveró John Knox, uno de los encargados del área de derechos humanos y medioambiente de la ONU.

“Hay ahora un abrumador incentivo para vulnerar el ambiente por razones económicas. Las personas que corren mayor riesgo son aquellas que ya están marginadas y excluidas judicial y políticamente y que, además, dependen del medioambiente”, prosiguió.

“En todas partes del mundo los activistas están sufriendo amenazas series. Esto se agrava en aquellos países que no respetan la ley. Hay una epidemia, una cultura de la impunidad, un sentimiento de que cualquiera puede matar a un defensor del medioambiente sin mayores consecuencias”, concluyó.

Comentarios

comentarios